Contact

For inquiries regarding the utilization of ethnobotanicals, or in case you are experiencing an adverse situation or difficulty integrating and experience, please read this page. For inquiries regarding legal support , please read this page.

  • We don’t offer sessions of ayahuasca or iboga.
  • We don’t recommend centers or people who perform/do sessions.
yes
This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Office

Carrer de Sepúlveda, 65 , Officina 2, 08015 Barcelona España +34 931 88 20 99
Ayahuasca healing collective trauma UMIYAC curación

Ayahuasca y curación del trauma colectivo

29.01.2020

En la World Ayahuasca Conference de 2019, la Unión de Médicos Indígenas Yageceros de la Amazonia Colombiana (UMIYAC) presentó un panel acerca de lo que significa el yagé y la espiritualidad para los pueblos indígenas amazónicos de Colombia. Entre los ponenetes estuvieron Ernesto Evanjuanoy Chindoy, Miguel Evanjuanoy Chindoy, Gemilton Jojoa Yocuro y Rubiela Mojomboy Jojoa.

La UMIYAC es una organización indígena establecida en 1999 que incluye a cinco grupos indígenas de la Amazonia colombiana y trabaja para preservar la selva tropical, así como revitalizar y proteger sus culturas y su medicina ancestral.

El moderador, Riccardo Vitale, presentó el panel con una declaración enfática. «No estamos aquí para hacer una presentación», dijo. “Estamos aquí para construir movimientos. Somos parte de un largo camino».

UMIYAC y la resistencia indígena

Vitale comenzó compartiendo una historia. En 1998, un líder indígena del pueblo U’wa fue el portavoz en una lucha muy difícil con una multinacional petrolera que quería perforar sus territorios. El pueblo U’wa se levantó y amenazó con llevar a cabo un suicidio colectivo, como lo habían hecho en 1700 cuando los invasores los expulsaron de sus territorios. Esto amenazó la reputación de la compañía petrolera, que se retiró del proyecto. Fue un momento histórico en el movimiento indígena de resistencia en Colombia.

«También estamos aquí por Francia Márquez», dijo Vitale. Márquez fue ganadora del Premio Goldman en 2018. Dos semanas antes de la conferencia, sufrió un ataque contra su vida. Ella es uno de los muchos líderes indígenas que han visto sus vidas amenazadas o que han sido asesinados.

Hasta junio, 60 defensores de los derechos humanos habían muerto durante 2019 en Colombia. En 2018, 164 personas fueron asesinadas abogando por un nuevo modelo de desarrollo. Desde la firma de los acuerdos de paz, más de 600 personas han muerto. Estas cifras varían en función de dónde se obtenga la información, pero la clave es que evidencian una situación terrible. El choque en Colombia se produce entre modelos de desarrollo, pues el modelo impuesto por el gobierno no se encuentra alineado con una visión diferente de sostenibilidad. Hay movimientos en todo el mundo que hablan de este choque.

Curar el trauma colectivo

Cada año se pierden 240.000 hectáreas de bosque en el Amazonas, y con el bosque también se pierden la sabiduría y los conocimientos que constituyen la clave para responder a los desafíos que se han creado en el Antropoceno.

“Hemos venido desde nuestros territorios para compartir y transmitir un mensaje de asociación entre todos nosotros para salvar el planeta. Protejamos a la Madre Naturaleza», dijo el presidente de la UMIYAC, Ernesto Evanjuanoy Chindoy. Según Ernesto Evanjuanoy, es gracias a la medicina del yagé (ayahuasca) como sus comunidades pueden sanar. Habló sobre lo difícil que es presenciar cómo los seres humanos están dañando a la Madre Tierra y no viendo las consecuencias para las generaciones futuras.

Ernesto destacó la necesidad de construir alianzas para fortalecer los territorios. «Los espíritus de las plantas y de los que están a su alrededor están sufriendo», dijo. Las especies están desapareciendo. Por lo tanto, claman con dolor al espíritu divino para revertir esta pérdida. Todavía queda mucho trabajo por hacer para detener el sufrimiento y la violencia en la Amazonia, el lugar donde se encuentran los pulmones del mundo.

Rubiela Mojomboy Jojoa, una de las abuelas de UMIYAC, habló sobre el peligro de extinción al que se enfrentan las naciones indígenas originales de la Amazonía. La UMIYAC es una organización que permite que los pueblos indígenas se unan y salvaguarden sus antiguos territorios ancestrales.

Habló sobre el impacto de la colonización durante cientos de años y sobre cómo hoy el intento de tomar tierras y recursos se disfraza a través de procesos de «consentimiento libre, previo e informado». El gobierno colombiano ha negociado con otros países para vender la «riqueza», los recursos de los territorios indígenas, y las comunidades de todo el país están resistiendo.

Derechos humanos

“Vamos a defender nuestros derechos y los derechos de nuestras naciones. Nuestros derechos humanos son importantes ”, dijo.

Gemilton Jojoa Yocuro, el último orador de la UMIYAC, comenzó su contribución pidiendo permiso a los antepasados y espíritus que escuchaban desde sus territorios. «Nuestros pueblos», compartió, «han vivido dentro de estos territorios durante milenios, donde el respeto es un principio importante: respeto por todo, por toda vida». Para él, el trabajo de los indígenas ha sido proyectar la naturaleza: el aire, el agua, no sólo para ellos sino para todo el mundo.

«Lo que queda en este momento es compartir con el mundo que no está claro qué sucederá con el planeta. Está claro para nosotros», dijo, «que la espiritualidad nos ha alimentado. Estamos aquí para decirle al mundo que necesitamos estos espíritus y corazones para construir alianzas para proteger lo que hemos protegido durante miles de años».

Gemilton Jojoa Yocura pidió la creación de alianzas espirituales con el fin de continuar la lucha para proteger a la Madre Tierra. «El yagé», dijo, «es algo que no se puede entender y que se debe proteger». Él mismo ha estado bebiendo desde que tenía 8 años y todavía no entiende la sabiduría del yagé. «Tenemos que preservar el yagé», afirmó, hablando de la importancia de ser respetuoso con este medicamento a medida que su uso se extiende por todo el mundo.

La labor de UMIYAC

Como orador final, Miguel Evanjuanoy Chindoy se sumó al diálogo al compartir más información sobre la UMIYAC. Los cinco pueblos que forman parte de la UMIYAC, los Inga, Siona, Cofán, Koreguaje y Kamsä Bia, están en peligro de extinción; así lo ha reconocido el Tribunal Constitucional colombiano. «Estamos amenazados, en riesgo de exterminio físico y cultural», dijo.

En Colombia hay 102 pueblos indígenas, 64 de ellos en la Amazonia. Nuestros pueblos están muy preocupados, compartió. Se han enfrentado al genocidio durante los últimos 500 años desde la colonización. Sólo recientemente los pueblos indígenas han sido reconocidos como humanos en la Constitución.

«Estamos aquí con dolor, estamos sufriendo», dijo Miguel Evanjuanoy Chindoy. Los gobiernos tienen interés en saquear la riqueza de los territorios indígenas, pero no en contribuir al bienestar de sus pueblos.

«El Amazonas es una biblioteca viviente. Somos los guardianes de la Madre Naturaleza», concluyó.

Categories: Ayahuasca , AYACONFERENCE
Tags: ayahuasca , medicina tradicional , Amazonas , World Ayahuasca Conference , Amazon