Contact

For inquiries regarding the utilization of ethnobotanicals, or in case you are experiencing an adverse situation or difficulty integrating and experience, please read this page. For inquiries regarding legal support , please read this page.

  • We don’t offer sessions of ayahuasca or iboga.
  • We don’t recommend centers or people who perform/do sessions.
yes
This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Office

Carrer de Sepúlveda, 65 , Officina 2, 08015 Barcelona España +34 931 88 20 99

Ipomea Violacea: información básica

ICEERS image12m - 23.09.2019

Info Básica

Después de la conquista de México en 1521, varios escritores españoles narraron los rituales religiosos de los Aztecas y otros grupos nativos en los que se utilizaban las semillas de la Rivea corymbosa, llamadas ololiuqui, por sus efectos embriagantes.La ergina, amida del ácido lisérgico o LSA, es el principal alcaloide responsable de dichos efectos. Con el tiempo se han descubierto distintas variedades botánicas que contienen los mismos alcaloides psicoactivos, como algunas Ipomoeas, la rosa lisérgica (Argyreia nervosa) y el cornezuelo del centeno.

Existen distintas plantas alrededor del mundo que contienen alcaloides de la familia del ácido lisérgico. Algunas de las más conocidas son la Ipomoea violácea (Morning Glory), la Ipomoea tricolor (tlitliltzin) y la Rivea corymbosa (ololiuqui). Estos alcaloides también están presentes en el hongo Clavíceps purpurea, conocido como el cornezuelo o ergot. Todas estas plantas han sido utilizadas desde la antigüedad por sus propiedades psicoactivas y médicas.

La Rivea o Turbina corymbosa, conocida también como piule por los mazatecos, a-mu-kia (medicina para la adivinación) por los chinantecas y ololiuqui y xixicamatic por los aztecas, es una enredadera leñosa y de gran tamaño de la familia de las colvulváceas. Es una planta nativa de América central y del sur. Tiene grandes hojas y flores de color blanco, en forma de campana, y sus semillas son de color café.

La Ipomoea violácea y la Ipomoea tricolor son dos variedades que suelen confundirse y que algunos autores consideran como la misma. Son también enredaderas perennes de la familia de las convulváceas y nativas de América del norte y América central, aunque su cultivo se ha extendido por todo el mundo. Producen flores de colores púrpuras y azules, respectivamente, y las semillas son de color negro. Las semillas de distintas variedades de Ipomoea han sido utilizadas por los Zapotecas, quienes las conocían con el nombre de bandungás o badoh negro, para distinguirlo del badoh, que era como llamaban al ololiuqui. Otro nombre utilizado era “las semillas de la virgen”. La I. violácea se conoce comúnmente en México con el nombre de quiebraplato, un término derivado del nombre mixe.

El Clavíceps puprúrea es un hongo, conocido también como ergot, que parasita ciertos cultivos de cereales, en particular el centeno. En este caso se le conoce como “cornezuelo del centeno” por su forma de cuerno oscuro que aparece en las espigas. Desde la antigüedad se han conocido sus efectos venenosos, y distintos episodios de envenenamientos ocurrieron en la Edad Media. Al envenenamiento con ergot se le llamó “Fuego de San Antonio”. El cornezuelo contiene alcaloides psicoactivos, como la ergina, pero también tóxicos y venenosos, como la ergotamina y la ergotoxina, que producen fuertes síntomas físicos, como gangrena y pérdida de extremidades, que pueden llegar a ser mortales.

Existen además otras variedades que contienen los mismos alcaloides como la Argyreia nervosa (semillas de la rosa hawaiana), aunque se desconoce si han sido utilizados tradicionalmente.

La A. nervosa es una liana trepadora y una de las plantas más grandes de la familia de las convulváceas. Sus hojas son grandes y en forma de corazón, y produce flores de color rosado parecidas a las rosas, por ello se la conoce a veces como “rosa lisérgica”. Es nativa del subcontinente indio, aunque se encuentra también en Hawaii, África y el Caribe. Sus efectos psicoactivos no han sido conocidos hasta tiempos recientes, aunque en medicina ayurvédica era utilizada con fines terapéuticos.

Origen/Historia

Un informe de los tiempos de la conquista Española afirma que los aztecas disponían de una hierba que llamaban “cóatl-xoxouhqui” (serpiente verde) que contenía unas semillas llamadas ololiuqui. Acerca del ololiuqui un misionero español decía que privaba de la razón a aquellos que lo consumían, y que era la forma en la que los nativos se comunicaban con el diablo, y experimentaban visiones atribuidas a la deidad que contenían las semillas.

Esta planta fue ilustrada en el Códice Florentino de Fray Bernardino de Sahagún, quien también describió los usos medicinales de las semillas para tratar la gota y la “fiebre acuática”, probablemente malaria, en combinación con otras sustancias psicoactivas, como los hongos, el peyote y las daturas.

El uso de estas semillas por parte de los pueblos aztecas está documentado tanto en informes como en murales, como el de Teotihuacán, datado del año 500d.C, en el que se representa una diosa madre azteca y a sus sacerdotes bajo una enredadera de ololiuqui. Los piuleros de Oaxaca las utilizaban para la adivinación, los mayas utilizaban las semillas en una bebida de aguamiel para entrar en trance, así como para tratar tumores.

La Argyreia nervosa, si bien no se ha utilizado por sus propiedades psicoactivas, tienen una larga tradición de uso en la medicina ayurvédica. Se ha utilizado para tratar diversas enfermedades como la bronquitis, la agitación, la tuberculosis, artritis y la diabetes, así como enfermedades de la piel y la anorexia. También se utiliza como planta medicinal en el estado indio de Assam, entre los pueblos Lodhas y Santali. Para estos usos médicos se han utilizada distintas partes de la planta (hojas, semillas, raíces y frutos)

 

La relación con los Misterios Eleusinos

En la antigua Grecia se celebraban anualmente en el mes de Septiembre, durante casi dos mil años, unos ritos secretos en honor a la diosa Deméter. Estos ritos iniciáticos ocurrían en la ciudad de Eleusis, y durante su celebración se narraban los mitos de Deméter, la diosa de la agricultura y la fertilidad, y su hija Perséfone, que fue raptada por el dios del inframundo Hades. Durante el tiempo que Perséfone permaneció en el inframundo, la tierra se heló ya que Demeter estaba ocupada buscando a su hija, y por ello apareció el invierno. Tras su liberación, Perséfone se reunió con su madre y volvió la vida a la tierra, y apareció la primavera. El acuerdo al que llegaron Hades y Deméter fue que Perséfone pasaría un tercio del año en el inframundo, período invernal, y el reto del año con su madre, dando así origen a las tres estaciones del año que diferenciaban los griegos.

En el transcurso de los misterios eleusinos, los iniciados participaban en un ritual secreto en el telesterion, la sala principal del rito iniciático, en el que se ingería una pócima llamada kykeon. Tras su ingestión, los sacerdotes, llamados hierofantes, llevaban a cabo escenificaciones de los mitos, y los iniciados experimentaban una visión, “veían”. Tras la iniciación, los participantes se convertían en “alguien que había visto”, un epopte. Tanto lo ocurrido en el telesterion como las visiones de cada epopte eran secretos que estaba prohibido revelar bajo pena de muerte.

Las teorías acerca de la composición del kykeon apuntan a que se trataba de una infusión que contenía alcaloides del cornezuelo del centeno, ergina/LSA (amida del ácido lisérgico), y que por tanto era una pócima psicoactiva. A diferencia de los alcaloides tóxicos, la ergina/LSA es soluble en agua fría, por lo que se hipotetiza que una infusión de cornezuelo podía extraer los alcaloides psicoactivos y separarlos de los tóxicos.

Composición química y dosificación

Las distintas variedades de Ipomoeas y la Argyreia nervosa contienen alcaloides de la familia de las amidas del ácido lisérgico. Los principales alcaloides presentes, responsables de los efectos psicoactivos son la amida del ácido D-lisérgico, conocida como Ergina y LSA/LA-111, y en menor medida la isoergina, chanoclavina y elimoclavina.

La isoergina no tiene efectos psicoactivos en dosis de hasta 2mg aunque sí sedantes, y puede que en dosis mayores pudiera tenerlos.

Las semillas de la A. nervosa tienen la mayor concentración de alcaloides de entre todas las variedades botánicas. El contenido aproximado es de 3mg de alcaloides por cada gramo de semillas. De esta cantidad de alcaloides, un 22,68% es ergina (LSA), un 31,36% isoergina y en porcentajes menores la LAE (etilamida del ácido lisérgico), iso-LAE, chanoclavina, elimoclavina y ergometrina.

Las semillas de I. violácea son unas 5 veces menos potentes que las semillas de A. nervosa. Según análisis de Albert Hofmann las semillas de la Rivea corymbosa (ololiuqui) contienen un 0.012% de alcaloides, mientras que las de la Ipomoea violácea contienen un 0.06%.

Dosis de Ergina

Las dosis de LSA/Ergina no se han establecido claramente, ya que no existe investigación en humanos y apenas hay informes referentes al uso de la sustancia pura. Albert Hofmann, el descubridor de la LSD, reportó efectos medios-fuertes con una dosis de 500 microgramos administrados por vía intramuscular, y más tarde situó la dosis activa entre 1 y 2mg por vía oral.

Dosis de semillas

Las semillas de las plantas que contienen LSA habitualmente son pulverizadas y se dejan en remojo con agua fría durante unas horas. Posteriormente se filtra el agua y se ingiere. Algunas preparaciones se hacen también mediante extracciones alcohólicas, o mezclando el agua filtrada con bebidas espirituosas.

Existe gran variedad en las dosis de semillas utilizadas. Distintas variedades tienen distintas concentraciones de alcaloides y además las condiciones de crecimiento de la planta influyen también en su potencia. Por ello muchos informes contienen informaciones muy diversas en cuanto a la cantidad de semillas utilizadas.

Los chinantecas y zapotecas de Oaxaca suelen usar trece semillas de ololiuqui (Rivea corymbosa) pulverizadas.

Las dosis de A. nervosa suele ser de cuatro a ocho semillas. Habitualmente se recomienda rascar la capa blanquecina que recubre las semillas para reducir vómitos y molestias gastrointestinales, aunque en muchas ocasiones las semillas que suelen adquirirse no presentan esta capa.

Las dosis de Ipomoeas resultan algo más confusas debido a las ambigüedades en la clasificación taxonómica de las distintas variedades. Las cantidades de semillas de I. violacea están entre los 5 y 10 gramos, alrededor de 6 a 13 semillas. En el caso de la I. tricolor, se requieren de 50 a 400 semillas.

Efectos

Habitualmente se comparan los efectos de las semillas que contienen Ergina/LSA con los efectos de la LSD. Sin embargo, en los distintos estudios y reportes de usuarios sobre los efectos de las semillas de Ipomoea y Argyreia no se describen efectos psiquedélicos clásicos, y los efectos que predominan son la sedación y la fatiga, con una pequeña presencia de cambios perceptuales y congnitivos, como alteración en la visión de los colores y elevación del estado de ánimo.

Por ello, los efectos de las semillas que contienen Ergina/LSA no deberían compararse a los de la LSD ni otros psiquedélicos clásicos, ya que si bien pueden proporcionar experiencias en las que haya introspección y ligeros cambios perceptivos, sus principales efectos son sedantes y no psiquedélicos. Además, la ergina tiene unos efectos somáticos de los que carece la LSD, como son sensaciones corporales desagradables y sensación de intoxicación.

Los efectos, cuando las semillas son ingeridas por vía oral, suelen presentarse entre 40 y 90 minutos tras su ingestión, y los efectos máximos se alcanzan hacia las 2h ó 2:30h. La duración total de los efectos suele ser de unas 5-8 horas, aunque en algunos casos los efectos persisten durante más tiempo.

Efectos físicos
Las semillas de Ipomoea y Argyreia tienen efectos físicos bastante notorios y desagradables, como dolores abdominales, náusea y vómitos, mareo, fatiga y sensación de vértigo. También se produce un aumento de la presión arterial, y pueden aparecer temblores musculares. En la mayoría de personas se produce una cierta somnolencia y una disminución en la actividad motora.

Efectos psicológicos
La mayoría de los informes de personas que han consumido las semillas de Ipomoea o Argyreia describen efectos sedantes, apatía y letargo, y a dosis mayores pueden aparecer fenómenos visuales, en forma de patrones geométricos, intensificación de los colores, y cambios en la percepción y en la autoimagen.

Se ha descrito la sensación de somnolencia y de vivir un estado onírico, en el que puede haber sensación de insight, pensamientos de cariz filosófico y en el que puede aparecer también confusión.

Estatus legal

En la mayoría de los países la sustancia pura está controlada y es ilegal de vender y poseer. La ergina/LSA es una sustancia controlada en el Reino Unido en la lista A, como precursor de la LSD. En Estados Unidos está incluida en la Lista III.

Sin embargo, los productos vegetales que contienen LSA, como las semillas de estas distintas plantas no están controladas, y por tanto son legales de vender y poseer. El cultivo de estas plantas no está controlado.

Salud y reducción de riesgos

Una de las dificultades más notables a la hora de utilizar las semillas que contienen LSA, es la variabilidad de potencia de las distintas variedades de semillas, e incluso la variación de potencia en semillas de una misma especie. Además, puede resultar difícil identificar la variedad de semillas que se está utilizando. Por ello, resulta difícil controlar la dosificación.

Análisis de los productos vendidos como legal-highs con el mismo nombre comercial han observado que estos pueden contener una cantidad variable de alcaloides, por lo que su potencia puede variar también en función del lote y las semillas de las que proviene el producto.

A esta dificultad se le añade la variabilidad en la respuesta individual. En estudios con dosis estandarizadas distintas personas han tenido efectos muy variables a la misma dosis, o que sugiere que cada persona puede tener una respuesta muy distinta a esta sustancia.

Dosis medias y elevadas han provocado episodios de confusión, desorganización del pensamiento y hasta síntomas psicóticos temporales (en al menos dos casos documentados en la literatura científica), así como efectos físicos muy desagradables. Por ello, aunque la mayoría de los informes relatan efectos sedantes y poca psicoactividad, es importante ser prudente con la cantidad de semillas que se utilizan.

En combinación con otras sustancias como el THC (cannabis) y el alcohol se ha informado de efectos más intensos, y de un caso de suicido bajo los efectos de estas sustancias combinadas.

Prevalencia de uso

Hay pocos estudios que hayan cuantificado la prevalencia de uso de plantas que contienen LSA, aunque los datos disponibles indican que es muy minoritario. El informe de la Global Drug Survey de 2017 indica que un 2.1% de los encuestados habían consumido Argyreia nervosa alguna vez en la vida. En esta encuesta era la segunda sustancia menos consumida por los encuestados. Ante la pregunta del consumo durante el último año, ninguna planta que contuviera LSA aparecía en los resultados de la encuesta.

Según datos de 2005 del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de España, solo un 1% de las llamadas que atienden se deben a intoxicaciones con plantas (422 en total), y de ellas solamente un 1,2% eran acerca de la Argyreia nervosa (5 llamadas).

El informe del Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones no recoge ninguna información acerca de plantas que contienen LSA.

 

Categories: PSYCHEPLANTS , OTHERS , IPOMEA VIOLACEA