Contacto

Para consultas sobre la utilización de plantas etnobotánicas, o en caso de experimentar una situación adversa o dificultades de integración, consulta esta página. Para preguntas relacionadas con el apoyo legal, consulta esta página.

  • No ofrecemos sesiones de ayahuasca o iboga.
  • No recomendamos a personas que realicen sesiones.
yes
Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se le aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.

Oficina

Carrer de Sepúlveda, 65 , Oficina 2, 08015 Barcelona, España +34 931 88 20 99
presentación ayahuasca personas informe Barcelona

Más allá de los efectos de la ayahuasca: ¿cómo son las personas que la toman?

28.10.2020
Marta Molina | 22 de octubre 2020

El pasado miércoles 21 de octubre se llevó a cabo la primera presentación pública del informe «La ayahuasca en España: una evaluación de las personas participantes en sesiones de ayahuasca utilizando indicadores de salud pública» en la Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPC). A pesar de las restricciones derivadas de la pandemia de la COVID-19, se pudo hacer una presentación presencial en las dependencias de la Generalitat, con la presencia del doctor Joan Colom, subdirector general de Drogodependencias, personas que facilitan ceremonias con ayahuasca, abogados, personal médico y representantes del mundo científico.

El informe, elaborado por la fundación ICEERS, se publicó originalmente en la revista Journal of Psychoactive Drugs y presenta información sobre los perfiles de las personas que toman ayahuasca en el Estado español: cómo se comportan en su vida cotidiana, cuál es su estado general de salud, cuáles son sus hábitos de vida o de qué modo se manifiesta su ajuste psicosocial. 

El estudio ha adoptado una metodología basada en el uso de indicadores de salud que son utilizados por gobiernos u organizaciones para evaluar el estado de salud de la población, los cuales se administraron presencialmente a una muestra de 380 participantes regulares en ceremonias de ayahuasca. Los datos se han recogido acudiendo a más de 37 ceremonias de 22 grupos diferentes en diferentes lugares del territorio español, seleccionando aquellos grupos que realizan unas buenas prácticas.

 

presentación informe ayahuasca Tre Borrás y Genís Oña.

 

ICEERS lleva más de diez años realizando investigaciones sobre los efectos a largo plazo del uso de ayahuasca y los resultados se han publicado en revistas de prestigio e impacto internacional como Drug and Alcohol Dependence o PLOS ONE. Luego, el equipo científico de la fundación investigó qué ocurre con personas que acuden por primera vez a una ceremonia, siendo el principal resultado que el 80% mejoraba sus condiciones de salud mental y lo publicaron en la revista Scientific Reports, una prestigiosa publicación del grupo Nature. También han publicado investigaciones en otras revistas, tanto en el plano teórico como experiencial, y la culminación de estos diez años de investigaciones se ha materializado en este informe, en el que se estudia no tanto qué hace la ayahuasca a las personas, sino cómo son las personas que utilizan ayahuasca.

 

Entre los resultados destacan que las personas que ya tienen una preocupación por su salud acuden a ceremonias de ayahuasca como una herramienta más de autocuidado.

 

Se juntaron en la Agencia de Salud Pública, y por primera vez en Cataluña, facilitadores de ceremonias de ayahuasca con profesionales de la salud, científicos e investigadores. Hablaron desde la mesa de presentación el doctor Joan Colom, subdirector general de Drogodependencias de la Agencia de Salud Pública de Cataluña, el doctor José Carlos Bouso, responsable del informe y director científico de ICEERS, la doctora Tre Borràs, directora del Servicio de Salud Mental y Adicciones del Hospital Sant Joan de Reus, y Josep Vila, persona que facilita sesiones de ayahuasca en Cataluña desde hace más de veinte años.

En la fila cero se contó con la presencia de Genís Oña, coautor del informe y coordinador de investigación en ICEERS; Mia Fàbregas, doctor en Psiquiatría, director del Centro de Investigación y Tratamiento de Adicciones (CITA) y creador del Instituto de Etnopsicología Amazónica Aplicada (IDEAA); Pedro Caldentey, abogado; Pep Cuñat, presidente de la asociación para la investigación de la ayahuasca La Maloka y Marcos Carrera, miembro de la comunidad ayahuasquera Irmandade Comunindios Bandeira Branca de Brasil.

 

«Somos de las primeras regiones en las que se utilizó la ayahuasca fuera de los contextos amazónicos».

 

El doctor Joan Colom inauguró el acto recordando que en Cataluña ya hace años que se estudia el uso de la ayahuasca desde una perspectiva científica y clínica. «Comenzaron el doctor Josep Maria Fericgla, antropólogo que escribió monografías pioneras y organizó conferencias sobre el tema desde los años 1990, y el doctor Josep Maria Fàbregas, que comenzó a usarla en el tratamiento de las drogodependencias con resultados interesantes».

 

Presentación Barcelona informe ayahuasca Tre Borràs, Joan Colom y José Carlos Bouso, durante la presentación.

 

Colom recordó que, en el plano científico, los primeros estudios clínicos con ayahuasca (en los que se caracterizó su neurofarmacología) se realizaron en el Hospital de Sant Pau de Barcelona, ​​liderados por el recientemente fallecido doctor Jordi Riba.

En Cataluña hace más de veinte años conviven diferentes grupos que utilizan la ayahuasca de forma ceremonial y con finalidades de autocuidado. «Somos de las primeras regiones en las que se utilizó la ayahuasca fuera de los contextos amazónicos», comentó Colom, y remarcó que «en la actualidad su uso se está popularizando y sabemos que algunas de las personas que lideran estos usos son referentes internacionales en este ámbito».

 

Un 54% de nuestra muestra había reducido la utilización de psicofármacos tras participar en ceremonias de ayahuasca.

 

El subdirector general de Drogodependencias subrayó también que el uso de ayahuasca no está exento de algunos riesgos, o reacciones psicológicas desafiantes.  En cuanto a los beneficios, remarcó que actualmente se está profundizando en el estudio del uso de estas sustancias con fines terapéuticos y destacó el trabajo de diferentes grupos que han estudiado los efectos a largo plazo en usuarios regulares de Brasil, por ejemplo, donde llevan décadas usándola y parece que estas personas no sufren efectos neuropsiquiátricos a largo plazo.

Del mismo modo, se han puesto en marcha investigaciones sobre cuáles son los mecanismos psicológicos subyacentes al potencial terapéutico de la ayahuasca, así como su uso en el tratamiento del duelo, el trastorno de estrés postraumático y el trastorno límite de personalidad. En este sentido, Colom remarcó los grandes esfuerzos que vienen destinando desde su Administración para aproximarse a estas realidades en colaboración con la fundación ICEERS. Así, recordó la jornada sobre la ibogaína que organizaron en 2010 y la presentación del proyecto europeo PsychePlants de reducción de riesgos en el uso de plantas psicoactivas.

 

«Las personas que ya tienen una preocupación por su salud acuden a ceremonias de ayahuasca como una herramienta más de autocuidado».

 

José Carlos Bouso, director científico de ICEERS, resaltó como resultados esenciales que en la mayoría de indicadores de salud que utilizaron no había muchas diferencias con respecto a la población general española, pero existía una menor proporción de personas con enfermedades crónicas, menos índice de colesterol o hipertensión y un menor uso de fármacos de prescripción. Además, un 54% de la muestra había reducido la utilización de psicofármacos.

 

presentación ayahuasca informe personas Pedro Caldentey y Marcos Carrera.

 

En estudios anteriores, la ayahuasca ha mostrado un posible efecto ansiolítico y antidepresivo, y varios de sus componentes han mostrado efectos de neurogénesis y neuroprotección. Asimismo, se han referido efectos analgésicos utilizando tanto ayahuasca como otros preparados con los mismos componentes. Según Bouso, estas explicaciones, junto al hecho de que las ceremonias de ayahuasca se realizan siempre en contextos grupales, es posible que tengan como consecuencia directa una disminución de la sensación de soledad y aislamiento social.

 

El estudio aporta evidencias para considerar que la integración de esta práctica en nuestras sociedades contemporáneas no acarrea riesgos para la salud pública. 

 

«La falta de vínculos comunitarios se considera actualmente un problema de salud pública tan importante como la obesidad o el tabaquismo, y es un predictor de enfermedad y de uso de medicamentos», apuntó Bouso. En este sentido, explicó que, aparte del posible efecto farmacológico de la ayahuasca, el refuerzo de redes comunitarias puede estar concibiendo también un mejor estado de salud física que se manifiesta en una disminución en el uso de medicamentos de prescripción.

Bouso concluyó que «la ayahuasca es una práctica asentada socialmente y no hay efectos secundarios ni negativos desde una perspectiva de salud pública como ocurre con otras prácticas». Según el investigador de ICEERS, el estudio demuestra que no es que la ayahuasca mejore la salud de las personas sino que las personas que ya tienen una preocupación por su salud y por llevar unos hábitos de vida saludables se involucran en estas prácticas, acudiendo a estas ceremonias como una herramienta más de autocuidado. 

 

Bouso presentación informe ayahuasca Barcelona

 

Al final del informe, los autores hacen una serie de recomendaciones orientadas al diálogo con la Administración, teniendo en cuenta que las prácticas alrededor de la ayahuasca se han ido insertando en las sociedades contemporáneas y que en el Estado español hace más de treinta años que empezó a asentarse. Bouso ahondó en este aspecto y comentó que se pueden hacer dos cosas: la que se ha hecho tradicionalmente con prácticas que involucran compuestos psicoactivos, es decir, «perseguir a las personas que la usan y criminalizarlas, con lo cual se terminan aumentando los problemas de los usuarios más que resolviendolos», o bien empezar un diálogo entre la Administración y las personas que facilitan ceremonias de ayahuasca en España.

Bouso abrió el espacio para animar a que se establezca un diálogo entre ayahuasqueros y la Administración local: «teniendo en cuenta que la ayahuasca no está fiscalizada, esto no es competencia del gobierno central sino que se puede hacer a nivel local».

El abogado Pedro Caldentey, presente en la fila cero de la sala, recordó que la ayahuasca no está fiscalizada y que nunca se ha condenado a nadie en España por tenencia de ayahuasca, y remarcó que las personas que acuden a ceremonias lo hacen para conseguir una mejora y que en el Estado español hay comunidades de uso de ayahuasca bastante bien establecidas. Caldentey celebró la apertura de la Agencia de Salud Pública y del Departamento de Drogodependencias para la presentación del informe y su actitud abierta al diálogo.

Desde una perspectiva judicial, la ayahuasca no está considerada una sustancia fiscalizada, pero a nivel administrativo se producen todavía incautaciones de esta sustancia en virtud de lo que dispone la ley general de Sanidad. Caldentey recordó que a pesar de que los tribunales dicen que no es una sustancia fiscalizada, se esgrimen razones de salud pública para realizar incautaciones. Apuntó que desde el ámbito legislativo se podría considerar la regulación de los usos de estas sustancias para que se puedan beneficiar más personas de sus beneficios y se puedan llevar a cabo buenas prácticas.

 

«La ayahuasca puede ayudar a mejorar las relaciones psicoterapéuticas».

 

La doctora Tre Borràs, directora del Servicio de Salud Mental y Adicciones del Hospital Sant Joan de Reus, aportó su perspectiva sobre la ayahuasca como herramienta en temas de salud mental para mejorar las relaciones psicoterapéuticas médico-paciente. También comentó que ha podido recomendar la participación en sesiones de ayahuasca a algunas personas de su entorno. Puso sobre la mesa la necesidad de empezar a articular la comunidad ayahuasquera y la Administración para así poner esta herramienta al alcance de mucha más gente.

Borràs remarcó que en su servicio en el Hospital de Reus «nunca han recibido una demanda de nadie que haya tomado ayahuasca y no pueda dejarla o alguien que se haya quedado atrapado en una comunidad y haya vivido una experiencia sectaria», y destacó como positivo que las mujeres que toman ayahuasca tienen mejor salud mental que sus pares en la población general.

 

Joan Colom Josep Vila presentación Barcelona informe ayahuasca Joan Colom con Josep Vila.

 

Apuntó también la necesidad de empezar a caminar hacia futuras regulaciones de estas prácticas e insistió en la complementariedad entre tratamientos de salud mental, psicoterapias y la articulación de estas ingestas.

«La decocción de ayahuasca nos puede aportar muchos valores en la atención a la salud mental, al crecimiento personal, a la búsqueda de bienestar, y hacerlo con gran responsabilidad, y plantear una regulación que nos permita actuar a todos con responsabilidad», concluyó.

 

«Es un buen momento para darle un lugar serio a nuestra querida planta maestra llamada ayahuasca».

 

Josep Vila compartió su testimonio. Tiene ahora 69 años, y a los treinta y pocos cayó en depresiones profundas, crisis de pánico y de angustia, y no lograba encontrar una solución a sus problemas en la medicina occidental. Llevaba tres años tomando psicofármacos, hasta que su mujer le conectó con un grupo del Santo Daime en Cataluña. «A la cuarta sesión volvió la vida en mí», comentó. Por aquella época pesaba 110 kg, lo dejó todo y se fue a la Amazonía a descubrir esta planta. Allí pasó quince años. Al regresar, muchos le pedían que les ayudara, y así empezó a facilitar ceremonias de ayahuasca en España, Irlanda y Suiza.

 

 

«Yo no era indígena y si aplicaba estas plantas aquí tenía que hacerlo para el mundo occidental», comentó. En este sentido, ahondó en la importancia de tener en cuenta el contexto cultural y social para trabajar con la planta y aplaudió la presentación de este informe porque «ayuda a darle un lugar serio a nuestra querida planta maestra llamada ayahuasca».

 

presentación Barcelona informe ayahuasca personas De izquierda a derecha, José Carlos Bouso, Pep Cuñat y Josep M.ª Fàbregas.

 

Desde la fila cero, Pep Cuñat, de La Maloka, reflexionó en torno a la necesidad de que las instituciones sean valientes a la hora de apoyar, regular e investigar cómo se pueden seguir llevando a cabo buenas prácticas con el uso de la ayahuasca, «que están ayudando a mucha gente».

«Me preguntan si estamos estigmatizados los que tomamos ayahuasca… Ahora ya no es tan extraño que alguien te diga que ha ido a una sesión, pues esta presentación sirve precisamente para esto, para estar menos estigmatizados».

Marcos Carrera, de Comunindios, comentó que en Brasil ya se puede disfrutar de un contexto de legalidad porque la bebida ha sido aprobada por el Consejo Nacional Antidrogas basándose en muchos estudios y el uso religioso está permitido en el país. «Veo en el buen uso de la ayahuasca un avance importante a nivel social y también a nivel espiritual —que viene con la parte cultural—, que para mí es lo que provoca que se acabe desarrollando un bienestar de la persona y la comunidad», aseguró.

 

«ICEERS demuestra un gran respeto por la tradición y su aportación técnica es indispensable para que la ayahuasca pueda tener un recorrido en nuestra sociedad».

 

El doctor Mia Fàbregas agradeció la presentación de este estudio basado en la evidencia científica en las dependencias de la Administración catalana. Recordó un encuentro en Río Branco (Brasil) donde se reunieron con el gobierno brasileño «los chamanes, el departamento de las religiones y los científicos, que tenían un papel de invitados de piedra». En este sentido, reconoció el trabajo de ICEERS, que ha sido capaz de juntar estas dos cosas: el respeto por la tradición y la aportación de una técnica científica, que es indispensable para que estas prácticas puedan tener un recorrido en nuestra sociedad.

Genis Oña, coordinador de investigaciones de ICEERS, apuntó desde la fila cero que este estudio es un buen ejemplo de la complejidad inherente al constructo de lo que se entiende por salud. «Caracterizar la farmacología de la ayahuasca es absolutamente necesario, pero también lo es avanzar desde esa perspectiva puramente farmacológica a lo que ocurre luego en un contexto naturalístico», afirmó. En este sentido, comentó que se tiende a pensar que la salud está ligada a nuestra alimentación o a nuestros hábitos tóxicos, no obstante, en este estudio «encontramos que la única variable que estaba funcionando como predictora del estado de salud eran los valores personales y hasta qué punto nuestra vida diaria está guiada y determinada por dichos valores».

«A medida que avanzamos hacia la complejidad de la vida real, en contextos no experimentales, nos encontramos que un gran número de factores que van más allá de sustancias o hábitos concretos está determinando una buena o mala salud», añadió.

Aparte de esta presentación, se realizará una conferencia de prensa en Madrid y otra en Málaga para presentar los resultados de este informe a los medios de comunicación. 






 

Puedes descargar el informe en este enlace.


Síguenos en:

Twitter  |  Facebook  |  Instagram  |  Telegram

Categories: ICEERS , NEWS , AYAHUASCA
Tags: ayahuasca , Barcelona , informe