Contact

For inquiries regarding the utilization of ethnobotanicals, or in case you are experiencing an adverse situation or difficulty integrating and experience, please read this page. For inquiries regarding legal support , please read this page.

  • We don’t offer sessions of ayahuasca or iboga.
  • We don’t recommend centers or people who perform/do sessions.
yes
This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Office

Carrer de Sepúlveda, 65 , Officina 2, 08015 Barcelona España +34 931 88 20 99
viajar Amazonas viaje ayahuasca

Viajar al Amazonas

29.05.2019

Cultura y costumbres

La selva constituye un entorno fascinante, con una flora y fauna exuberantes, un paisaje fabuloso y grupos indígenas muy interesantes. Al mismo tiempo, también resulta hostil y está llena de amenazas. Los habitantes de la cuenca del Amazonas se han adaptado a este entorno durante siglos. Su forma de vida, cultura y costumbres son inseparables del medio ambiente.

La supervivencia de los nativos se ha visto constantemente amenazada por insectos impredecibles, enfermedades, depredadores, espíritus malignos, magia negra de los chamanes, lluvias torrenciales, ríos y demás. Por lo tanto, los valores y la visión de la vida, la muerte y la supervivencia son muy diferentes para los occidentales. El pragmatismo nativo puede sorprender al viajero occidental.

Uno debe darse cuenta de que conceptos como «crecimiento personal» y «autoconciencia» no existen en su cultura tradicional. Fue con la llegada del hombre blanco y el mestizo cuando estos conceptos comenzaron a ser incorporados en el contexto chamánico. El papel tradicional del chamán es curar las enfermedades y proteger a la comunidad. No es el del maestro o el guía espiritual. Uno de los mayores errores cometidos por los viajeros en la búsqueda de experiencias con la ayahuasca es tratar de encontrar un chamán que cumpla el papel de maestro, mentor, guía y un ser espiritualmente elevado. Como en todas las profesiones, esos existen, pero no todos son así…

Las plantas maestras y las dietas

En el chamanismo, se utilizan muchas plantas, y la ayahuasca es sólo una de ellas. Tabaco, toé, yawar-panga, chiring-sanango, chacruna, ayahuasca… Todas estas plantas tienen un papel en la medicina amazónica. Algunas de ellas se utilizan para la purga, un concepto muy importante en esta tradición, para limpiar el cuerpo y prepararlo para las lecciones de la «planta maestra» que se tomarán después. Otras se utilizan para curar dolencias específicas u obtener conocimientos en el proceso de iniciación al chamanismo. La forma tradicional de tomar estas plantas es a través de la dieta, que es más o menos un período prolongado de tiempo en el que el individuo vive aislado, tiene restricciones muy estrictas en cuanto a los alimentos y el comportamiento, e ingiere los preparados de una «planta maestra». El chamán guía al individuo que hace la dieta a través del proceso.

Por lo tanto, no debes entender el chamanismo como el simple acto de tomar ayahuasca. Va mucho más allá, aunque es cierto que tanto el tabaco como la ayahuasca tienen un papel central en el mundo chamánico amazónico. Sin embargo, el uso ritual de la ayahuasca es el hilo conductor que une la religión y la espiritualidad de casi todos los pueblos indígenas del Alto Amazonas, incluida la población mestiza. Parece probable que las prácticas chamánicas de la mayor parte del Alto Amazonas —Brasil, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia— formen una sola área cultural religiosa.

La visión del mundo

La visión del mundo de las culturas nativas de la cuenca del Amazonas es muy diferente de la que se encuentra en la sociedad occidental. La ayahuasca y otras plantas se utilizan no sólo para curar, ni sólo con fines religiosos. En su libro Cantando a las plantas, Stephan Beyer explica:

«Es a través del poder alucinógeno de la bebida de ayahuasca que los cientos de plantas curativas, incluyendo las plantas utilizadas para el ataque y defensa mágica, revelan su apariencia y enseñan sus cantos; es a través del poder de la ayahuasca que el chamán puede ver galaxias y planetas distantes, el bienestar de parientes lejanos, la ubicación de objetos perdidos, el amante de un cónyuge infiel, y la identidad del hechicero que ha causado que un paciente se enferme. Es la bebida de ayahuasca la que nutre la flema del chamán, la manifestación física del poder chamánico dentro del cuerpo, utilizada tanto como defensa contra el ataque mágico como para contener los dardos mágicos, que son el arma principal del chamán».

La ceremonia

La forma en que se llevará a cabo el ritual de ayahuasca depende de la tradición a la que pertenezca el chamán. Aunque hay similitudes en las ceremonias de ayahuasca que se celebran en diferentes países de la cuenca del Amazonas, también hay notables diferencias.

Dado que Perú es uno de los países con mayor tradición de turismo ayahuasquero, muchas de las personas que han tomado ayahuasca en un contexto chamánico lo han hecho en la tradición de las tribus peruanas como los shipibo-conibo, ashaninka, etc.

Las ceremonias de ayahuasca en Perú se celebran por la noche. La completa oscuridad facilita al individuo adentrarse en la experiencia debido a la eliminación de los estímulos visuales externos. Los participantes se reúnen en un «tambo», una típica construcción amazónica sobre el suelo sin paredes y con un techo de hojas de palma. El chamán decide cuántos participantes pueden asistir, que normalmente es una cantidad limitada de personas.

A veces, antes de tomar la ayahuasca, se realiza un proceso de limpieza, también llamado «purga», con plantas eméticas específicas. Algunos centros o chamanes consideran que esto es esencial, mientras que otros consideran que el efecto purgativo de la ayahuasca es suficiente en sí mismo. Antes de tomar ayahuasca, el chamán normalmente «bendice» la bebida. Este proceso consiste en cantar un ícaro (nombre de las canciones que se cantan durante las ceremonias) y soplar humo de tabaco mapacho (hoja de tabaco machacada) en la botella de ayahuasca. Luego el chamán le da una taza de ayahuasca a cada participante. Elige la cantidad de acuerdo a la necesidad de cada persona, según la percibe. El chamán a menudo sopla humo de tabaco y agua de flores (agua florida, un tipo de perfume con un olor característico), antes, durante o después de la ceremonia.

Cuando todos los participantes y el chamán han tomado la ayahuasca, a menudo se guarda un momento de silencio hasta el comienzo de la experiencia. El chamán comienza entonces a cantar y a hacer música que sirve de guía durante la experiencia, a veces seguida de períodos de silencio.

Si la intención de la sesión es curar una enfermedad, el chamán puede realizar un ritual de curación como soplar el humo del tabaco, «chupar» las energías negativas, eliminar los «dardos» (dardos mágicos que los chamanes pueden utilizar para «atacar» a los enemigos), entre otros. Si la intención de la sesión es simplemente tener una experiencia con la ayahuasca, el chamán no suele hacer este tipo de intervención a menos que lo considere necesario. Si se sigue un proceso más largo de curación de una enfermedad en particular, la cantidad de plantas que se dan antes y después de la ceremonia y las diversas técnicas de curación (baños con plantas, masajes, etc.) es inmensa.

A veces se toma una segunda o tercera taza de ayahuasca durante la sesión mientras el chamán alterna los cantos con períodos de silencio hasta que los efectos desaparecen. Luego el chamán lleva a cabo el cierre de la sesión, y los participantes pueden regresar a su propia cabaña.

En otros países, puede haber variaciones en el ritual, como la presencia de un fuego, o instrumentos musicales como maracas o tambores.

Toma de decisiones

Si estás considerando viajar a un país de la cuenca del Amazonas para tomar ayahuasca, debes hacerte una idea adecuada de lo que te encontrarás una vez que llegues allí y estar preparado para hacer frente a situaciones inesperadas y potencialmente desagradables. Viajar por Sudamérica no es como viajar por Europa. El ritmo de vida es diferente, así como las interacciones entre las personas. Puedes leer nuestra «Información general para viajeros».

Perú, Bolivia, Colombia, etc. son países en desarrollo, y por lo tanto tienen algunos desequilibrios sociales importantes. El viaje en busca de experiencias chamánicas no está exento de una serie de riesgos que deben tenerse en cuenta.

Riesgos

Pueden ocurrir situaciones peligrosas cuando se viaja al Amazonas para tomar ayahuasca. Algunas se pueden prevenir con sentido común y precaución, otras son aleatorias y difíciles de predecir.

La seguridad: América Latina no es Europa, y aunque no debemos caer en la paranoia, es cierto que los índices de criminalidad son más altos. Debemos ser particularmente cautelosos en las grandes ciudades, donde los desequilibrios sociales y la pobreza son más visibles. Hay que utilizar medios de transporte fiables y vigilar el equipaje durante el viaje (en autobuses, furgonetas, taxis, etc.). Siempre es mejor organizar de antemano quién te va a recoger en el aeropuerto y llevarte al hotel. Ten cuidado cuando camines por zonas desconocidas, y si hay alguna duda, pregunta a los locales sobre la conveniencia de ir a una zona específica. Un robo puede ocurrir cuando uno menos se lo espera y en un lugar aparentemente seguro.

Medio ambiente: debemos tener en cuenta que puede llevar algún tiempo aclimatarse a las condiciones ambientales del destino. La selva es muy húmeda; llueve a menudo; puede hacer mucho calor; hay muchos insectos; la ropa mojada no se seca muy bien; la sudoración constante y las condiciones climáticas soleadas pueden convertirse en una tormenta eléctrica en un instante. Tomar ayahuasca en estas condiciones puede ser difícil si no estás acostumbrado. En las zonas montañosas, puedes sufrir el mal de altura y que haga mucho calor al sol y frío a la sombra. La comida es diferente; puedes experimentar malestar estomacal y diarrea, y por lo tanto debes reservar algunos días para acostumbrarte al lugar y a la comida antes de tomar la ayahuasca. En algunas zonas, la malaria está presente, por lo que tienes que tomar una decisión sobre el uso de la medicación.

Estafadores/Oportunistas: el turismo de la ayahuasca se ha convertido en un negocio rentable en muchas partes de la cuenca del Amazonas. La gente que vive en la pobreza ha descubierto que los extranjeros están dispuestos a pagar cantidades muy sustanciales de dinero para acceder al «conocimiento indígena». Por un lado, esto ha permitido que las tradiciones de la ayahuasca se fortalezcan, pero por otro lado ha llevado a la aparición de estafadores. Hay muchas personas que se llaman a sí mismos chamanes y ofrecen todo tipo de sesiones de ayahuasca. La sesión puede ser una estafa, con un «chamán» no preparado y prácticamente sin efectos de ayahuasca. En algunas ocasiones, un chamán puede ser incluso un criminal que busca sacar provecho y aprovecharse de la vulnerabilidad de los que buscan un maestro. También ha habido algunos casos de abuso sexual en ambientes chamánicos. Por lo tanto, es muy aconsejable comprobar que la persona con la que se quiere hacer la sesión es legítima y no participar solo.

Riesgos emocionales/psicológicos: tomar ayahuasca puede inducir una experiencia muy intensa. Para las personas con un historial de enfermedad mental, o una predisposición a ella, pueden ocurrir episodios psicóticos. También en personas sanas, los efectos adversos han ocurrido en casos raros. Se recomienda encarecidamente no tomar la ayahuasca solo y tener una persona con la que se pueda contactar si es necesario. Elegir un buen contexto y un chamán preparado, ser consciente del propio estado y cuidarse. Permitir una integración adecuada de la experiencia es fundamental para la prevención de riesgos.

Riesgos físicos: en la sección «¿Interesado en tomar ayahuasca?» se puede encontrar información importante sobre los criterios de exclusión, las interacciones, los riesgos, etc. En Sudamérica se utilizan muchas plantas en las decocciones de ayahuasca, algunas con mayor toxicidad. Por lo tanto, es importante saber lo que vas a obtener. Por ejemplo, las preparaciones de ayahuasca con alto contenido de escopolamina y atropina, alcaloides que están presentes en la Brugmansia, también llamada ‘toé’, pueden causar delirio, alucinaciones reales, envenenamiento grave, deshidratación, pérdida transitoria de la vista, convulsiones y, en casos extremos, la muerte. También es importante asegurarse de que nunca se te deja solo durante la sesión. Cualquier cosa puede suceder si se te deja solo: una mordedura de serpiente, atragantarte con tu propio vómito mientras estás tirado en el suelo, caídas y lesiones físicas, etc.

Elegir un lugar apropiado

Dada la gran cantidad de centros e individuos que ofrecen sus servicios como chamanes, es vital elegir correctamente el lugar y la persona con la que vas a tomar la ayahuasca. Aquí hay algunas recomendaciones que pueden ayudar:

  1. No confíes en una persona que se te acerca en la calle y ofrece sus servicios como chamán.
  2. Aprende sobre el centro en el que estás interesado. Comprueba su página web, los programas que ofrecen y los precios. Lee los comentarios de los visitantes que han estado allí y compáralos con testimonios directos (las redes sociales pueden constituir una importante fuente de información).
  3. Es una buena señal si tus preguntas son respondidas de forma clara y directa.
  4. Algunas personas dicen que un buen chamán no se presenta como tal, y que en general, no habla mucho.
  5. Encuentra un chamán que pertenezca a un linaje o tradición. Uno que hable de sus maestros y ancestros y los honre. No es una buena señal si el chamán se presenta como muy poderoso o especial, o «el único chamán de nivel 5 de la región».
  6. Un chamán es una persona «normal» que se adapta bien a su entorno y a la sociedad. Si está casado y tiene una familia estable es una mejor señal que si es solitario y misterioso.
  7. En las comunidades, los niños son una buena fuente de información. Normalmente saben quién es el curandero e incluso pueden dar recomendaciones si hay más de uno.
  8. La limpieza del lugar también dice mucho sobre la gente que trabaja allí. Comprueba las instalaciones.

Preparación y seguridad

Además de la información general de seguridad sobre el viaje a la selva para tomar ayahuasca, es importante tener en cuenta algunas consideraciones de seguridad personal.

Cuestiones financieras, viajar con seguridad

El turismo de la ayahuasca se ha vuelto muy popular y muchos viajeros van a ciudades como Iquitos en busca de la experiencia con la planta y del auténtico contacto con el chamanismo. Sin embargo, es fácil atraer a chamanes oportunistas y falsos. Para evitar esto, resulta extremadamente importante conseguir buenos contactos y referencias antes de salir. Es relativamente fácil aprender sobre la experiencia de alguien que conoces que ha estado en el Amazonas y solicitar información de primera mano.

Una vez establecido el contacto con el chamán o el centro que ofrece las sesiones de ayahuasca, debes tratar adecuadamente todas las cuestiones económicas antes de la sesión: cuánto tienes que pagar, qué está incluido en el precio y cómo y cuándo pagar. Hacer esto antes de la sesión puede evitar situaciones incómodas.

Prácticamente toda la población, tanto nativa como mestiza, habla español, lo que puede facilitar la comunicación. Sin embargo, hay que saber que aunque se entienda el mismo idioma, la forma de comunicación puede resultar diferente. Esto puede llevar a malentendidos si no se conoce lo suficiente sobre la cultura (por ejemplo, «ahora» puede significar en varias horas). Además, hay que tener en cuenta que en muchas comunidades nativas, el idioma utilizado es su propio idioma.

Preparándose para la sesión

Mencionamos la importancia de planear tu viaje con antelación y tener unos días para adaptarte al entorno, la comida, la gente, el clima, etc. La jungla puede parecer un lugar idílico pero puede resultar muy incómodo si no estás acostumbrado a ella. Debes informarte sobre los pronósticos del tiempo y la estación más adecuada para viajar.

Antes de realizar la sesión, es importante prepararse, tanto física como psicológicamente. En la sección «¿Interesado en tomar ayahuasca?» puedes encontrar información sobre las incompatibilidades farmacológicas con la ayahuasca. Si estás tomando algún medicamento incompatible, debes consultar a tu médico antes de decidirte a viajar y tomar la ayahuasca.

En la cosmovisión chamánica, la comida puede ser muy importante en relación con el uso de la ayahuasca. Puedes preguntarle al chamán qué dieta te recomienda seguir antes de la sesión. El propósito de la dieta es preparar la mente y el cuerpo para recibir la ayahuasca, así que puedes usarla como un proceso para ganar conciencia sobre ti mismo y tus intenciones para la sesión de ayahuasca.

También es importante ser consciente de tu propio estado físico y emocional. Una experiencia con ayahuasca puede ser muy intensa y es normal sentir cierta ansiedad antes de la sesión, pero es importante estar completamente convencido de tu decisión de tomar la ayahuasca y el contexto en el que lo harás.

Reserva unos días después de la sesión para descansar y estar cómodo. Es mejor evitar viajes largos y complicados el día después de la sesión. Planear unos días en un ambiente relajado para después de la sesión es una buena manera de preparar el «aterrizaje» de la experiencia y cuidarse.

Categories: PSYCHEPLANTS
Tags: ayahuasca , Amazonas , viajes , Amazon , travel