Contacto

Para consultas sobre la utilización de plantas etnobotánicas, o en caso de experimentar una situación adversa o dificultades de integración, consulta esta página. Para preguntas relacionadas con el apoyo legal, consulta esta página.

  • No ofrecemos sesiones de ayahuasca o iboga.
  • No recomendamos a personas que realicen sesiones.

    yes
    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se le aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.

    map mapa marcador ICEERS

    Oficina

    Carrer de Sepúlveda, 65 , Oficina 2, 08015 Barcelona, España +34 931 88 20 99
    Italy ayahuasca

    La reciente decisión de Italia de prohibir la ayahuasca

    26.04.2022
    ICEERS | 25 de abril de 2022

    En marzo de 2022, el Gobierno de Italia declaró sustancias controladas dentro de la Lista I a la Banisteriopsis caapi y a la Psychotria viridis, los dos ingredientes principales del brebaje amazónico conocido como ayahuasca. Además, los componentes de estas plantas (la harmina y la harmalina de la B. caapi y la DMT de la P. viridis) se encuentran ahora también controlados. La Lista I es una categoría creada por el Convenio Internacional sobre Sustancias Psicotrópicas de 1971 que incluye compuestos declarados «sin uso médico o científico» y que suponen un «alto riesgo para la salud pública».[1]

    Esta decisión se produce después de que el Departamento de Políticas Antidroga (organismo instituido para supervisar las políticas relacionadas con las drogas por el Consejo de Ministros) hubiera registrado cinco intervenciones policiales entre diciembre de 2019 y noviembre de 2021. El Centro de Control de Intoxicaciones de Pavía también había informado de dos casos de intoxicación relacionados con la ingesta de harmina en 2011 y 2018. En el reciente decreto, el Ministerio italiano también cita que la ayahuasca es ilegal en Francia desde 2005, además de argumentos no especificados derivados de la literatura científica. Algunos grupos de reforma de la política de drogas han pedido al Ministerio que comparta las referencias bibliográficas de las pruebas utilizadas en la decisión.[1,2]

    Esta moción, presentada por el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, no se esperaba, sobre todo porque en 2009 el Tribunal de Casación había dictaminado que la ayahuasca no era ilegal. La razón aducida para el cambio de política fue que la ayahuasca (así como tres de sus componentes) presenta «riesgos para la salud pública». Speranza tomó esta decisión en un esfuerzo por cumplir con las «obligaciones internacionales», que fue el mismo razonamiento que se utilizó para bloquear el referéndum sobre el cannabis en Italia.[1]

    La ayahuasca y el derecho internacional

    La ayahuasca constituye una decocción de la liana amazónica Banisteriopsis caapi. La palabra «ayahuasca» es un término quechua que se traduce comúnmente como «liana de los muertos» o «soga de los muertos». Las distintas culturas amazónicas utilizan docenas de nombres diferentes para el brebaje y sus variaciones, que se inscriben en complejos linajes de prácticas y conocimientos tradicionales. El brebaje se elabora combinando la liana con otras plantas medicinales amazónicas, normalmente Psychotria viridis (chacruna) o Diplopterys cabrerana (chaliponga o chagropanga).[3]

    El Convenio sobre Sustancias Psicotrópicas (1971) somete a control internacional varios compuestos psicoactivos contenidos en especies vegetales (por ejemplo, la DMT). Sin embargo, según el informe de la JIFE de 2010, «ninguna planta está actualmente sometida a fiscalización en virtud de ese Convenio […]. Los preparados (por ejemplo, las decocciones para uso oral) elaborados a partir de plantas que contienen esos principios activos tampoco están sometidos a fiscalización internacional».[4] La decisión de Italia significa que el país se une ahora a Francia en la promulgación de algunas de las leyes sobre ayahuasca más restrictivas de Europa.[2,5]

    Puedes encontrar más información sobre las leyes en Italia y otros países del mundo en el mapa sobre el estatus legal de la ayahuasca.

    La influencia de la ayahuasca en la salud pública

    A pesar de los recientes cambios de política en Italia, las pruebas científicas sugieren que la ayahuasca no constituye un riesgo para la salud pública y que, de hecho, puede ofrecer beneficios. Las propiedades terapéuticas de la ayahuasca se vienen investigando desde la década de 1980. Se ha comprobado que el brebaje tiene un buen perfil de seguridad y tolerabilidad y las pruebas observacionales sugieren que presenta un bajo riesgo de abuso.[3,6] La ayahuasca también ha sido investigada por sus potenciales efectos beneficiosos para los trastornos relacionados con sustancias para aquellos que tienen una dependencia de la heroína, la cocaína o el alcohol.[7,8]

    La investigación en curso explora la relación entre la ayahuasca y la salud mental. Los investigadores han estudiado el impacto de la ayahuasca en el bienestar general y las formas en que puede ayudar a las personas a afrontar el duelo y los trastornos del estado de ánimo.[9,10,12] Además, las pruebas de los ensayos clínicos sugieren posibles beneficios para la depresión resistente al tratamiento. Estudios recientes han informado de que los efectos antidepresivos presentes en la ayahuasca han continuado ejerciendo su efecto durante 21 días después de una única dosis.[13,14,15] Además, un estudio realizado en 2021 en humanos descubrió que la ayahuasca resultaba útil para la ansiedad social.[16]

    En cuanto a los supuestos riesgos que puede plantear la ayahuasca, se han realizado estudios con indicadores de salud pública con grandes muestras de participantes regulares en ceremonias de ayahuasca. Los investigadores concluyeron que los participantes tienen un estilo de vida y una nutrición saludables, y gozan de buena salud mental y física.[17,18] Las reacciones adversas graves, como la psicosis prolongada, son raras y no se han observado en entornos experimentales.[19] La mayoría de los casos de efectos potencialmente mortales de los que se informa en la literatura o en los medios de comunicación no pueden relacionarse directamente con la ingestión de ayahuasca.[20,21]

    Resulta difícil cuantificar el número de personas que participan en ceremonias de ayahuasca en Italia porque no existen estadísticas oficiales. Es importante destacar que hasta la fecha no se han registrado casos de muerte en Italia en relación con la ayahuasca. De hecho, en todo el mundo sólo se han registrado unos pocos casos de muerte asociados de alguna manera a la ayahuasca. Como se ha mencionado anteriormente, estas muertes fueron circunstanciales.

    Como demuestran las crecientes evidencias en investigación, la prohibición de las plantas y los componentes de la ayahuasca no está respaldada por un razonamiento científico. La decisión de fiscalizar la ayahuasca en Italia carece de un razonamiento racional o de pruebas científicas concretas que la respalden.

    Impacto para la comunidad internacional

    Un informe científico firmado por los investigadores de ayahuasca más respetados ha concluido que la ayahuasca tiene un perfil de seguridad muy razonable.[3] Países como Francia, los Países Bajos e Italia no han basado sus decisiones en pruebas de investigación. Tampoco comprenden los orígenes culturales de estas prácticas por parte de los pueblos indígenas del Amazonas, que cuentan con siglos de conocimiento de sus beneficios. Esta decisión puede acarrear graves consecuencias para el Santo Daime u otros grupos religiosos para los que la ayahuasca constituye un sacramento. También afecta a las personas que participan en ceremonias de ayahuasca en Italia, cuyas vidas se ven afectadas positivamente por ella.

    A lo largo de décadas de políticas prohibicionistas, ha quedado claro que las leyes infundadas basadas en la especulación simplemente crean más problemas, en lugar de mejorar la salud pública.[22,23,24] Asimismo, al prohibir la utilización de ayahuasca, el Ministerio de Sanidad italiano está desacreditando su uso ritual y ceremonial. Además, la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) declaró que ninguna planta o preparado a base de plantas que contenga ingredientes psicoactivos incluidos en el Convenio sobre Sustancias Psicotrópicas de 1971 está sujeto a control.[5,25]

    Es preocupante que el Ministerio de Sanidad italiano haya clasificado la ayahuasca con un criterio aún más prohibitivo que el Convenio sobre Sustancias Psicotrópicas. Su decisión también entra en conflicto con el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) y la Declaración Universal de Derechos Humanos, que incluye la libertad del progreso científico y el derecho de las personas a beneficiarse de su aplicación. El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (CESCR, por sus siglas en inglés), órgano encargado de interpretar el PIDESC, ha ampliado esta idea y ha afirmado que «los pueblos indígenas y las comunidades locales de todo el mundo deberían participar en un diálogo intercultural mundial a favor del progreso científico, ya que sus contribuciones son valiosas y la ciencia no debería utilizarse como instrumento de imposición cultural».[26] Es esencial que las medicinas ancestrales, como la ayahuasca, se incluyan en la investigación (si las comunidades indígenas dan su consentimiento y desempeñan un papel de liderazgo) para que sus beneficios sean accesibles al público.

    La reciente fiscalización de la ayahuasca también incumple varios tratados internacionales de derechos humanos. El decreto cita como ejemplo a Francia, donde la ayahuasca ha sido declarada ilegal a raíz de un caso judicial que involucró a la iglesia del Santo Daime en 2005. Esta decisión se tomó con el argumento de que la ayahuasca suponía una amenaza para el laicismo (laicité). ICEERS está apoyando otro caso legal en Francia desde 2019, donde se ha presentado un recurso administrativo que cuestiona la constitucionalidad de esta sentencia.

    La reciente decisión de Italia podría considerarse inconstitucional si la comunidad decide llevar a los tribunales la prohibición de la ayahuasca. Podrían hacerlo alegando que la nueva ley ignora la evidencia científica, los derechos indígenas, el beneficio del progreso científico y el impacto positivo que la ayahuasca podría ejercer en la salud pública.

    Enfoques alternativos a las políticas prohibicionistas

    A medida que la ayahuasca se expande fuera de sus países de origen, se producirán problemas continuos con la forma en que esta medicina vegetal es percibida y potencialmente regulada por los funcionarios encargados de la política de drogas en todo el Norte Global. Los ponentes de la World Ayahuasca Conference en 2019 entablaron un diálogo sobre la aceptación legal de la ayahuasca en el ámbito internacional y exploraron los desafíos que quedan por delante para garantizar el respeto de estas prácticas.

    Durante la mesa redonda, Jeffrey Bronfman, miembro del Comité Directivo del Ayahuasca Defense Fund de ICEERS, comentó que en muchas comunidades indígenas, «la ayahuasca es la medicina sobre la que se basa la curación de diferentes tipos de enfermedades». Bronfman añadió que el trabajo legal para defender «el tesoro beneficioso de la humanidad» busca mantener nuestros derechos a realizar prácticas con estas medicinas para mejorar la calidad de nuestras vidas. Estos retos siguen existiendo y están siendo explorados activamente por grupos internacionales que trabajan por los derechos indígenas y humanos, la conservación biocultural y la reforma de la política de drogas.

    La ayahuasca resulta beneficiosa si se utiliza de forma responsable y ética. Si se utiliza mal, puede ser potencialmente perjudicial. En lugar de criminalizar una práctica que se basa en tradiciones culturales, los gobiernos locales deberían entablar diálogos comunitarios para desarrollar prácticas seguras para los participantes en las ceremonias de ayahuasca. En las sociedades tradicionales, la comunidad en conjunto es responsable de las prácticas más adecuadas. Hay una falta de visibilidad en los lugares donde la gente está interactuando con la planta fuera de sus países de origen. Esta visibilidad sólo puede venir a través de un diálogo con el gobierno y los parámetros de la ley, que podría ser una forma de conceder a los facilitadores la seguridad jurídica para realizar su trabajo. Este diálogo entre los gobiernos locales y los facilitadores podría ayudar a crear una red de cooperación mutua, guiada por la confianza y la transparencia en beneficio de toda la comunidad.[27]

    A medida que crece el interés por la ayahuasca y otras plantas psicoactivas, ICEERS se dedica a abordar los retos de su marco legal internacional. El Ayahuasca Defense Fund (ADF) es un programa de ICEERS que aúna los más avanzados conocimientos jurídicos, científicos, comunitarios y de política pública. El ADF trabaja con acusados de todo el mundo para proporcionar información experta fiable y promover políticas públicas sensatas.

    En una época de confusión y desinformación sobre la legalidad de la ayahuasca, el ADF es un recurso experto útil para la claridad y la protección legal. Por favor, considera la posibilidad de realizar una donación al Fondo de Defensa de la Ayahuasca para formar parte de la liberación de las plantas maestras.

    Más información

    El potencial terapéutico de la ayahuasca
    El papel de las medicinas tradicionales en la salud mental global
    Influencia del contexto en el bienestar de los bebedores de ayahuasca

     

    Referencias

    1. Perduca, M. «Ayahuasca, la guerra italiana alla pianta psichedelica». [Internet]. Italia: FuoriLuogo; 2022. Consultado el 25/3/2022

    2. Berazaluce, Iñaki. El Ministerio de Salud italiano prohíbe, por sorpresa, la ayahuasca. [Internet]. España: Plantaforma; 2022. Consultado el 25/3/2022.

    3. The International Center for Ethnobotanical Education, Research, and Service. Ayahuasca: Technical Report. [Internet]. 2021. Consultado el 29/9/2021

    4. United Nations Office on Drugs and Crime. Convention on Psychotropic Substances. Viena: Naciones Unidas; 1971.

    5. International Narcotics Control Board. The report of the international narcotics control board for 2010 (paragraph 284). Viena: Oficina de Naciones Unidas; 2010. Consultado el 27/3/2019.

    6. Gable RS. Risk assessment of ritual use of oral dimethyltryptamine (DMT) and harmala alkaloids. Addiction. 2007 Jan;102(1):24-34.

    7. Cruz JI, Nappo SA. Is ayahuasca an option for the treatment of crack cocaine dependence? Journal of Psychoactive Drugs. 2018 May 27;50(3):247-55.

    8. Rodrigues LS, Rossi GN, Rocha JM, L Osório F, Bouso JC, Hallak JE, Dos Santos RG. Effects of ayahuasca and its alkaloids on substance use disorders: an updated (2016–2020) systematic review of preclinical and human studies. European Archives of Psychiatry and Clinical Neuroscience. 2021 Apr 29:1-6.

    9. González D, Cantillo J, Pérez I, Farré M, Feilding A, Obiols JE, Bouso JC. Therapeutic potential of ayahuasca in grief: a prospective, observational study. Psychopharmacology. 2020 Apr;237(4):1171-82.

    10. Gonzalez D, Cantillo J, Perez I, Carvalho M, Aronovich A, Farre M, Feilding A, Obiols JE, Bouso JC. The Shipibo ceremonial use of ayahuasca to promote well-being: An observational study. Frontiers in Pharmacology. 2021 May 5;12:1059.

    11. Horák M, Hasíková L, Verter N. Therapeutic potential ascribed to ayahuasca by users in the Czech Republic. Journal of Psychoactive Drugs. 2018 Oct 20;50(5):430-6.

    12. Kaasik H, Kreegipuu K. Ayahuasca users in Estonia: Ceremonial practices, subjective long-term effects, mental health, and quality of life. Journal of Psychoactive Drugs. 2020 May 26;52(3):255-63.

    13. Osório FD, Sanches RF, Macedo LR, Dos Santos RG, Maia-de-Oliveira JP, Wichert-Ana L, De Araujo DB, Riba J, Crippa JA, Hallak JE. Antidepressant effects of a single dose of ayahuasca in patients with recurrent depression: A preliminary report. Brazilian Journal of Psychiatry. 2015 Jan;37:13-20.

    14. Palhano-Fontes F, Barreto D, Onias H, Andrade KC, Novaes MM, Pessoa JA, Mota-Rolim SA, Osório FL, Sanches R, Dos Santos RG, Tófoli LF. Rapid antidepressant effects of the psychedelic ayahuasca in treatment-resistant depression: A randomized placebo-controlled trial. Psychological Medicine. 2019 Mar;49(4):655-63.

    15. Sanches RF, de Lima Osório F, Dos Santos RG, Macedo LR, Maia-de-Oliveira JP, Wichert-Ana L, de Araujo DB, Riba J, Crippa JA, Hallak JE. Antidepressant effects of a single dose of ayahuasca in patients with recurrent depression: a SPECT study. Journal of Clinical Psychopharmacology. 2016 Feb 1;36(1):77-81.

    16. Dos Santos RG, de Lima Osório F, Rocha JM, Rossi GN, Bouso JC, Rodrigues LS, de Oliveira Silveira G, Yonamine M, Hallak JE. Ayahuasca improves self-perception of speech performance in subjects with social anxiety disorder: A pilot, proof-of-concept, randomized, placebo-controlled trial. Journal of Clinical Psychopharmacology. 2021 Sep 1;41(5):540-50.

    17. Kohek M., Ona G., van Elk M., Dos Santos R.G., Hallak J.E.C., Alcázar-Córcoles M.Á., Bouso J.C. . Ayahuasca and Public Health II: Health Status in a Large Sample of Ayahuasca-Ceremony Participants in the Netherlands. Journal of Psychoactive Drugs. 2022. [In print].

    18. Ona G, Kohek M, Massaguer T, Gomariz A, Jiménez DF, Dos Santos RG, Hallak JE, Alcázar-Córcoles MÁ, Bouso JC. Ayahuasca and public health: Health status, psychosocial well-being, lifestyle, and coping strategies in a large sample of ritual ayahuasca users. Journal of Psychoactive Drugs. 2019 Mar 15;51(2):135-45.

    19. Dos Santos RG, Bouso JC, Hallak JE. Ayahuasca, dimethyltryptamine, and psychosis: a systematic review of human studies. Therapeutic Advances in Psychopharmacology. 2017 Apr;7(4):141-57.

    20. Dos Santos RG. A critical evaluation of reports associating ayahuasca with life-threatening adverse reactions. 2013 Apr 1;45(2):179-88.

    21. van den Berg A, van Eeghen EE, Kooter AJ, Tuinman TH, Tuinman PR. Ayahuasca in the Netherlands: what the doctor should know about its side effects. Nederlands tijdschrift voor geneeskunde. 2020 Aug 20;164.

    22. Drucker E. Drug prohibition and public health: 25 years of evidence. Public Health Reports. 1999 Jan;114(1):14.

    23. Pere Martínez Oró D, Apud I, Scuro J, Romaní O. La funcionalidad política de la “ciencia” prohibicionista: El caso del cannabis y los psicodélicos. Salud Colectiva. 2020 Sep 14;16:e2493.

    24. Pavarin RM, Rego X, Nostrani E, De Caro E, Biolcati R, Canêdo J, Sanchini S. Differences between subjects with socially integrated drug use: a study in Italy and Portugal. Journal of Substance Use. 2020 Jul 3;25(4):449-55.

    25. International Narcotics Control Board. The report of the international narcotics control board for 2012. Viena: Oficina de Naciones Unidas; 2012. Consultado el 27/3/2019.

    26. Committee on Economic, Social and Cultural Rights (CESCR). General Comment No. 25 on Science and Economic, Social and Cultural Rights (Article 15 (1)(b),(2),(3) and (4) of the International Covenant on Economic, Social and Cultural Rights). Viena: Naciones Unidas; 2020.

    27. The International Center for Ethnobotanical Education, Research, and Service. Ayahuasca in Spain: An evaluation of ayahuasca participants using public health indicators. [Internet]. 2020. Consultado el 4/4/2022.

    Referencias adicionales

     

    Foto de Michele Bitetto en Unsplash.

    Categories: ICEERS , Ayahuasca , ADF
    Tags: ayahuasca , ADF , legalidad , Italia