Contact

For inquiries regarding the utilization of ethnobotanicals, or in case you are experiencing an adverse situation or difficulty integrating and experience, please read this page. For inquiries regarding legal support , please read this page.

  • We don’t offer sessions of ayahuasca or iboga.
  • We don’t recommend centers or people who perform/do sessions.
yes
This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Office

Carrer de Sepúlveda, 65 , Officina 2, 08015 Barcelona España +34 931 88 20 99
legalidad ayahuasca ADF preguntas

Legalidad de la ayahuasca: mitos y realidades (y II)

16.09.2019

Segunda parte del artículo dedicado a desmontar los mitos extendidos entre la comunidad respecto a la legalidad de la ayahuasca. Leer aquí la primera parte.

Si hay una redada policial en una sesión de ayahuasca, sólo los líderes tendrán problemas.

 

Realidad: ha habido redadas policiales en sesiones de ayahuasca donde la policía ha arrestado tanto a líderes como a participantes. También se han registrado casos en los que la policía ha intervenido el ordenador de los líderes, accediendo a la identidad de los participantes y arrestándoles también a ellos.

Un grupo ha rellenado una licencia agraria para importar ayahuasca, o ha pagado tasas para su importación, por lo tanto debe entrar dentro de la legalidad.

 

Realidad: existen diferentes agencias gubernamentales que podrían actuar de forma independiente. Por tanto, las personas implicadas podrían verse envueltas en diversos problemas a lo largo del proceso.

Ser un curandero tradicional es legal en Sudamérica.

 

Realidad: existen diferentes aspectos que conviene considerar en dicha afirmación, tales como la regulación de esta profesión y su integración en el sistema de salud pública. No existen acuerdos claros y uniformes entre todos los países de Sudamérica.

Los curanderos tradicionales de los países de Sudamérica en los que la ayahuasca es legal, pueden importar y administrar ayahuasca en Estados Unidos o Europa.

 

Realidad: falso. Varios curanderos indígenas han sido arrestados al cruzar la frontera de Estados Unidos, habiéndoles incautado la ayahuasca en la aduana y procediendo a su deportación. Pese a ser más fácil defender el caso de un indígena, la exención de la culpa no está garantizada. Las autoridades de control de drogas continuarán acusándole de importar sustancias controladas sin licencia.

La ayahuasca es legal en EE UU porque la UDV llegó a presentar su caso ante el Tribunal Supremo y consiguió la licencia para su importación y utilización.

 

Realidad: falso. El Tribunal Supremo resolvió un recurso interpuesto por la UDV, emitiendo una sentencia preliminar que les permite importar el sacramento. Sin embargo, este permiso sólo es válido para la UDV (algunas iglesias del Santo Daime se han visto obligadas a iniciar un proceso independiente, ver más abajo). Por tanto, actualmente está permitido el uso del sacramento en EE UU para la UDV, bajo condiciones especificadas por la DEA.

La iglesia del Santo Daime también goza de legalidad para usar ayahuasca en EE UU.

 

Realidad: se ha registrado el caso de una decisión tomada por un juez del Estado de Oregón, en la que el Gobierno Federal se abstuvo de juzgar a los miembros de tres iglesias inscritas en este Estado por el uso ritual de daime. En Oregón, esta decisión sólo es aplicable para estas tres iglesias. Recientemente, en Los Ángeles, otra iglesia del Santo Daime ha solicitado una adaptación de este recurso para utilizar su sacramento y le ha sido concedida. Otras iglesias del Santo Daime en EE UU no disponen aún de ningún tipo de protección jurídica como resultado de estas decisiones.

Las iglesias del Santo Daime y la UDV son reconocidas por algunos Estados como asociaciones religiosas legítimas. Por lo tanto, deben poder utilizar la ayahuasca legalmente.

 

Realidad: falso. La legislación que regula la religión y la práctica religiosa es independiente de la legislación sobre drogas y su aplicación.

La exención concedida a la Iglesia Nativa Americana para el uso de peyote puede aplicarse a la legalidad del uso de ayahuasca.

 

Realidad: falso. El peyote y la ayahuasca son tratados de forma diferente. La Iglesia Nativa Americana no tiene una exención para usar ayahuasca.

El grupo de Ayahuasca Healing Retreats es la primera iglesia ayahuasquera legal en EE UU.

 

Realidad: falso. Este grupo no tiene ningún tipo de protección legal en EE UU y, en cualquier caso, la UDV y el Santo Daime (en algunos Estados) ya han sentado un precedente como iglesias ayahuasqueras en EE UU.

ONAC y James Mooney ganaron un caso. Por lo tanto, su iglesia es legal.

 

Realidad: falso. Que se haya ganado un caso no significa que se haya convertido en legal (ver arriba). ONAC y James Mooney ganaron un caso para usar el peyote en el Estado de Utah, pero no para usar ayahuasca en ese Estado, o en cualquier otro. Su exención para que la pertenencia a este grupo permita usar el peyote no se extiende a la ayahuasca, o a otros etnobotánicos de uso sacramental. Algunos miembros de la ONAC ya han sido acusados varias veces por posesión de cannabis.

La ayahuasca es legal porque la JIFE afirmó en una carta que no está sometida a control internacional.

 

Realidad: es cierto que la JIFE redactó una carta diciendo que los ingredientes de la ayahuasca no están regulados bajo la Convención de Sustancias Piscotrópicas de 1971 y que, por tanto, la ayahuasca preparada a base de estos compuestos no es ilegal. Sin embargo, en un caso judicial es el juez el que realiza la interpretación final de las evidencias y, en algunos casos pasados, la interpretación de la JIFE no ha sido aceptada. Los Tribunales Supremos de Estados Unidos y de los Países Bajos rechazaron este argumento. En cambio, ambos alegaron que se trata de una “preparación” que contiene DMT y que, por tanto, está regulada por dicha Convención. Por el contrario, en  otros casos celebrados en Chile, España o Suiza, se ha aceptado la interpretación de la JIFE, absolviendo finalmente a los acusados.

La ayahuasca es legal porque realmente tiene muy poca DMT.

 

Realidad: la situación legal de la ayahuasca es más compleja que el simple paralelismo con la DMT. La ayahuasca y el extracto puro de DMT son cosas diferentes desde el punto de vista jurídico, cultural, farmacológico y psicológico. El extracto puro de DMT sólo es activo por vía inhalada o intravenosa y está vinculado a patrones de consumo muy diferentes. Sin embargo, el hecho de que la DMT sea ilegal, según la Convención de 1971, y que la ayahuasca contenga DMT de forma natural, hace que su estatus legal no esté del todo claro. Por tanto, pueden producirse persecuciones legales al interpretarse la ley basándose en que la ayahuasca es ilegal porque constituye una preparación que contiene DMT.  Si bien es cierto que algunos países podrían considerar relevante la proporción de DMT a la hora de tomar una decisión jurídica, en muchos países, la mayor o menor cantidad de DMT que pueda contener es irrelevante.

El ADF, con el apoyo de la comunidad internacional, te cubrirá las espaldas en temas de legalidad y ayahuasca, así que puedes olvidarte de la ley y realizar tus sesiones.

 

Realidad: los casos relacionados con la ayahuasca se han multiplicado recientemente, así que, teniendo en cuenta que la inseguridad jurídica también ha aumentado, es crucial informarse bien de la situación legal y no ser ingenuo. Además, el Fondo para la Defensa de la Ayahuasca (ADF) ha incluido criterios de apoyo relacionados con la responsabilidad y la ética del profesional, ya que nuestra intención es invertir los recursos de la comunidad de forma eficiente para avanzar hacia una mayor protección legal y una política sensata. El ADF facilitará información a través de la educación y el asesoramiento. Sin embargo, cada uno debe ser consciente de sus propias responsabilidades y estar bien informado sobre los aspectos legales.

El consumo de ayahuasca es legal en España, ya que el Santo Daime y otros casos han ganado allí.

 

Realidad: falso. Ganar un caso judicial no implica que la ayahuasca esté jurídicamente protegida a nivel nacional. Ninguno de los 44 casos juzgados en España ha llegado al Tribunal Supremo, así que no existe un precedente legal establecido a nivel nacional. Además, es importante tener en cuenta que el consumo propio de cualquier sustancia está despenalizado en España, por lo que una proporción significativa de estos casos ganaron alegando que la ayahuasca estaba destinada al consumo personal. En algunas jurisdicciones, como Cataluña y Alicante, las sentencias resultaron más favorables, aceptándose la interpretación de la JIFE y reconociéndose que la ayahuasca no es ilegal, pero de nuevo, esto no proporciona ninguna protección legal para importar ayahuasca y realizar sesiones. Es importante tener en cuenta que en todos los casos (excepto en uno, en el que el demandado se declaró culpable por miedo a no llegar a un acuerdo con el fiscal), la angustia emocional y el gasto económico que supone verse envuelto en una persecución criminal es enorme.

La organización Ayahuasca International asegura la legalidad de la ayahuasca en España y en todos los países que han ratificado convenciones internacionales sobre drogas, excepto aquellos países que tienen leyes específicas al respecto, como Reino Unido y Francia. Los talleres de esta organización se publicitan en toda Europa.

 

Realidad: esto es muy engañoso. Según el Informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) del año 2010 (art. 284), “actualmente no hay ninguna planta fiscalizada de conformidad con ese Convenio ni con la Convención de 1988. Tampoco los preparados (por ejemplo, las decocciones para consumo oral) elaborados a partir de plantas que contienen esos ingredientes activos son objeto de fiscalización internacional”.  Sin embargo, los países son libres de adoptar medidas más estrictas a nivel estatal. No existe consenso sobre la legalidad de la ayahuasca entre jueces y fiscales debido a que la ayahuasca contiene DMT. Corresponde a los gobiernos nacionales tomar la decisión final acerca de la conveniencia de imponer controles sobre estas plantas y preparados, como la ayahuasca, en su propia jurisdicción. Por lo tanto, en todos los países en los que se ofrecen talleres no hay seguridad jurídica y existe riesgo de intervención por parte de los cuerpos de seguridad. Basándonos en la experiencia del ADF en el apoyo a la defensa de casos, el concepto de negocio lucrativo o la promoción mesiánica de este tipo de plantas, acompañados por un pronunciado marketing online, tal y como lo están realizando actualmente diversos grupos en varias partes del mundo, es realmente problemático en el avance hacia políticas sensatas, favoreciendo los argumentos de las autoridades y las fuerzas de aplicación de la ley.

Categories: AYAHUASCA , ADF
Tags: ayahuasca , ADF , legalidad